1 comment / Posted on by ana taborda

 

 

A veces no nos hacemos cargo de nuestra vida y de lo que queremos lograr, por eso la vida decide por nosotros, asegúrate de estar presente en cada momento, consciente de todo lo que pasa en tu vida y que tú seas el arquitecto de tu futuro. Si construimos una casa y nadie se encarga de planearla seguramente podríamos terminar con un baño sin puerta, un lavamanos sin posibilidad de ingresarle tuberías de agua o mil cosas que simplemente harían que el resultado final no fuera el esperado e invertiríamos más recursos tratando de repararlo y quizás aun así nunca quedaría igual a como queríamos.

Por eso este es un buen momento para definir qué quieres lograr este año y cómo lo vas a hacer, convierte en tu propio arquitecto, asegurándote que al final del año todo haya sido el resultado de lo que querías y por lo que trabajaste, no simplemente donde te llevo la vida.

Pregúntate:

- ¿Le dedicas suficiente tiempo a tu familia y a las personas que amas? Un día te pueden remplazar en tu trabajo, un día puedes no ser indispensable y para ellos no serás nadie, en cambio tú familia son los únicos que estarán contigo por siempre y te acompañarán en las buenas y en las malas.

- ¿Amas tu trabajo?, disfrutas lo que haces y estoy sirviendo a un propósito mayor? Si no es así es hora de comenzar a buscar eso que hará que no odies los lunes y que la mayor parte de tu vida no sea desperdiciada.

- ¿Estás con la persona que amas?, la valoras y cada día construyo con ella, es una relación libre de apegos y ¿te hace sentir feliz? o por el contrario es momento de dejar ir o es momento de reconectarme conmigo misma y atraer lo que quieres.

- ¿Cuidas de tu salud? ¿Te preocupas por estar mejor por dentro y por fuera? ¿Cuándo te veas en el espejo a final de año cómo quieres verte y sentirte? ¿Hay algo que puedas modificarme para sentirte mejor? Recuerda que debes hacer ejercicio regularmente para que tu cuerpo este sano, si no tienes tiempo ahora es posible que en el futuro debas sacar tiempo para la enfermedad. Practica la meditación, que te ayuda a relajarte y a conectarte contigo misma.

 

- ¿Estás rodeada de personas que te llenan y me hacen ser mejor? y ¿son personas a quien admiro? Recuerda que eres el resultado de las cinco personas con las que más te relacionas, asegúrate que sean personas en las que te quisieras convertir.

 

Escribe todos tus propósitos para este año, analiza que puedes hacer en cada ámbito para cumplirlos y comienza a trabajar en ellos, para que al final del 2020 tu vida y la vida de las personas que te rodean sea mejor, deja de lado los miedos y los apegos, generalmente ellos son mayores en nuestra mente que en la realidad, lo que nos limita muchas veces es solo parte de nuestra imaginación.

 

Asegúrate que mañana tu vida y la de las personas que te rodean sea mejor que hoy.

 

 

A veces no nos hacemos cargo de nuestra vida y de lo que queremos lograr, por eso la vida decide por nosotros, asegúrate de estar presente en cada momento, consciente de todo lo que pasa en tu vida y que tú seas el arquitecto de tu futuro. Si construimos una casa y nadie se encarga de planearla seguramente podríamos terminar con un baño sin puerta, un lavamanos sin posibilidad de ingresarle tuberías de agua o mil cosas que simplemente harían que el resultado final no fuera el esperado e invertiríamos más recursos tratando de repararlo y quizás aun así nunca quedaría igual a como queríamos.

Por eso este es un buen momento para definir qué quieres lograr este año y cómo lo vas a hacer, convierte en tu propio arquitecto, asegurándote que al final del año todo haya sido el resultado de lo que querías y por lo que trabajaste, no simplemente donde te llevo la vida.

Pregúntate:

- ¿Le dedicas suficiente tiempo a tu familia y a las personas que amas? Un día te pueden remplazar en tu trabajo, un día puedes no ser indispensable y para ellos no serás nadie, en cambio tú familia son los únicos que estarán contigo por siempre y te acompañarán en las buenas y en las malas.

- ¿Amas tu trabajo?, disfrutas lo que haces y estoy sirviendo a un propósito mayor? Si no es así es hora de comenzar a buscar eso que hará que no odies los lunes y que la mayor parte de tu vida no sea desperdiciada.

- ¿Estás con la persona que amas?, la valoras y cada día construyo con ella, es una relación libre de apegos y ¿te hace sentir feliz? o por el contrario es momento de dejar ir o es momento de reconectarme conmigo misma y atraer lo que quieres.

- ¿Cuidas de tu salud? ¿Te preocupas por estar mejor por dentro y por fuera? ¿Cuándo te veas en el espejo a final de año cómo quieres verte y sentirte? ¿Hay algo que puedas modificarme para sentirte mejor? Recuerda que debes hacer ejercicio regularmente para que tu cuerpo este sano, si no tienes tiempo ahora es posible que en el futuro debas sacar tiempo para la enfermedad. Practica la meditación, que te ayuda a relajarte y a conectarte contigo misma.

 

- ¿Estás rodeada de personas que te llenan y me hacen ser mejor? y ¿son personas a quien admiro? Recuerda que eres el resultado de las cinco personas con las que más te relacionas, asegúrate que sean personas en las que te quisieras convertir.

 

Escribe todos tus propósitos para este año, analiza que puedes hacer en cada ámbito para cumplirlos y comienza a trabajar en ellos, para que al final del 2020 tu vida y la vida de las personas que te rodean sea mejor, deja de lado los miedos y los apegos, generalmente ellos son mayores en nuestra mente que en la realidad, lo que nos limita muchas veces es solo parte de nuestra imaginación.

 

Asegúrate que mañana tu vida y la de las personas que te rodean sea mejor que hoy.

1 comment

  • Posted on by Mariana

    Espectacular! Gracias por este Hermoso artículo

Leave a comment

All blog comments are checked prior to publishing